Como estimular el clítoris correctamente para disfrutar e incluso poder lograr un orgasmo

23 de agosto 2021

 

El estimular nuestro cuerpo es todo un placer y una delicia, no importa si apenas los estamos conociendo o si ya sabemos que movimientos son los que nos gustan, estimulaciones, frecuencias, presiones, etc. Conocernos, nos ayuda demasiado y por ende podemos también indicarle a nuestra pareja como hacerlo para que juntos puedan lograr llegar al clímax sabiendo como y donde hacerlo.

Si bien sabemos que es importante estimular todo nuestro cuerpo para conocerlo, el día de hoy nos queremos centrar en una parte específica, la cual está cien por ciento dedicada a brindarle placer a las personas con vulva, y se trata ni más ni menos que… el clítoris.

Podríamos decir que hay 2 tipos de clítoris (en cuanto a sensibilidad se refiere) que serían “el clítoris sensible” y “el clítoris no tan sensible”. Antes que nada, queremos decir que es completamente normal, pues cada cuerpo reacciona diferente antes ciertas estimulaciones, puede que algunas personas necesitemos más tiempo que otras y está bien, por esta razón es importante saber como y de que manera estimular esta zona tanto por nosotrxs mismas como por nuestra pareja, así que aquí vamos.

Deseor 

· Clítoris sensible

Un clítoris sensible reacciona rápidamente hasta con la más mínima estimulación, si bien es cierto que puede ser beneficiosos pues es más fácil conseguir un orgasmo, en ocasiones puede volverse algo incómodo y poco disfrutable ya que incluso podemos experimentar dolor al estimularlo de forma directa, incluso el tener sexo oral puede ser algo nada agradable y bloquear el deseo o placer por el dolor que se puede llegar a experimentar.

Pero ¿Qué hacer ante esto? Bueno tenemos que recordar, que no por el hecho de que sea una zona directamente enfocada al placer es la única que debemos de estimular. Nuestro cuerpo cuenta con muchas zonas erógenas que pueden ayudarnos a sentir placer, por lo que podemos  hacerlo dando unos buenos besos a nuestra pareja en el cuello, mordisquitos en los pechos, o incluso estimular esa zona pero rodeándola en lugar de irnos directamente al clítoris, podemos rodearla vulva, estimular la vagina, en fin, o también si queremos enforcarnos en esta área podemos tocarla con la ropa puesta ya que así la estimulación no es tan directa y se podría disfrutan un poco más.

· Clítoris no tan sensible

A diferencia de lo mencionado en el punto anterior, un clítoris poco sensible necesita de estimulaciones más fuertes y directas para que así puedas disfrutar y gozar de un gran orgasmo. En ocasiones podemos llegar incluso a pensar o creer que es algo tedioso o que “no funciona” por no sentir nada cuando lo tocamos, por esta razón es que si tu clítoris no es tan sensible puedes poner un poco más de presión, tocarlo directamente o en caso de sexo oral centrar la estimulación en el, pero el plus sería que al mismo tiempo se estimularan otras zonas como los labios vaginales, el orificio vaginal, las bubis, o las zonas de tu cuerpo que muestren más sensibilidad y reacción a estos estímulos. Otra forma es que recurras a juguetes sexuales, en este caso alguno que sea para estimulación externa, centrándonos en el clítoris, como puede ser un succionador. Este tipo de juguetes hace maravillas y puede encontrar con varios niveles de frecuencia o succión que harán reaccionar esa parte de tu cuerpo como lo deseas y tener el orgasmo más delicios del mundo. 

Deseor

Hay muchas técnicas que pueden emplear para cada caso, recuerda que es tu cuerpo y debemos de conocernos para saber como funciona, cuales son sus gustos para poder darnos placer y ayudar correctamente a nuestra pareja para que sepa también como estimularnos y darnos un gran orgasmo.