El poliamor, quienes lo llevan a cabo y sus características

30 de junio 2021

Aunque es muy sonado el tema del poliamor actualmente, poco sabemos de el y puede que tengamos más dudas que respuestas del mismo. Desde la antigüedad se ha “estipulado” que una “buena y sana” relación solo está compuesta por dos participantes los cuales forman una pareja. El término poliamor proviene del griego y latín, tomando un significado literal “muchos amores” y se considera como una preferencia sexual, las personas que tienen una relación de este tipo pueden denominarse “poliamorosas o poliamoristas”.

Pero ¿Qué pasa si queremos incluir a alguien más en esa relación estando de acuerdo ambas partes? No tendría por qué pasar algo malo, si las personas de esa relación así lo desean están en todo su derecho de incluir a alguien que tenga el mismo pensamiento y amor que ellos y hacia ellos. Aunque por tanta falta de información, la mayoría puede pensar que eso se trata de infidelidad, la realidad es que no es así, pues las personas participantes están de acuerdo y el formar una relación con más de dos integrantes tiene que estar basada en el amor que le tienen ambos a la o las personas que desean incluir, nada tiene que ver que esto llegue a ser por deseo o alguna fantasía, sino que estamos dispuestos a darle el mismo tipo de amor, respeto entre otras cosas a cada integrante de esa relación.

De eso es lo que se trata una relación poliamorosa, el incluir a alguien más a una relación de dos, siempre y cuando el trato, amor, convivencia, valores, ética, responsabilidad y sentimientos sean los mismos para todos los participantes de esta.

Si no se está bien informado, el poliamor puede llegar a confundirse con la poligamia, pero no es el mismo tipo de relación y creemos que es importante dejarlo claro, ya que la poligamia es cuando una persona ya en matrimonio tiene varias parejas fuera del mismo, la mayoría de las veces si el consentimiento de la pareja con la que está casad@. En cambio, una relación poliamorosa las parejas deciden incluir a más personas en ella. Tampoco quiere decir que hay infidelidad, ya que las personas que se encuentran en estas relaciones tienen interacción entre todos, ya que lo más importante es la comunicación y confianza.

En México, debido a diferentes factores, este tema no es muy conocido, aunque las personas que lo llegan a practicar son principalmente la comunidad LGBT+, aunque claro, también las hay en personas heterosexuales.

Para tener una relación poliamorosa no solo es por el gusto de quererla y ya, debe de haber ciertos aspectos a tomar en cuenta entre los que desean llevar una relación así, por ejemplo:

· Comunicación

· Honestidad

· No inseguridades

· No celos

· Confianza

· Mente abierta

Si tú o tu pareja poseen alguno de estos aspectos antes mencionados, no les recomendamos pasar a tener una relación poliamorosa ya que puede que eso en lugar per ayudarlos o unirlos más puede generar cierto conflicto entre las personas que integren la relación.

En una relación poliamorosa claro que hay relaciones sexuales, donde pueden participar todos los integrantes de la relación, pero esto puede pasar a segundo plano, o incluso puede que no todos los integrantes de una relación poliamorosa tengan encuentros sexuales.

Podemos encontrar algunas vertientes en estas relaciones, siendo las principales el amor jerárquico, la polifidelidad y el amor libre, cada uno posee sus características y reglas, las cuales se platican entre cada pareja y ver si concuerdan con en pensamiento para ver si podrían llegar a intentar este tipo de relación.

Cada pareja va creando sus reglas, dando libertad de decir, sentir y demostrar los que todos sientan o crean, con el fin de que la relación sea como se desea.