Hablemos de la diversidad sexual

8 de junio 2021

Desde hace unos años, junio se ha convertido en el mes del orgullo o de la diversidad sexual y queremos que conozcas junto con nosotros sobre lo que esto significa.

Como es costumbre, empezaremos dejando un poco más claro lo que significa el tema que estamos tocando, en este caso, la diversidad sexual.

Se podría decir que la diversidad sexual la conforman varios factores como lo son:

· Afecto

· Orientación

· Identidad

· Prácticas sexuales

· Sexo biológico

· Género

Por ahora, de manera general, para las personas que no estemos muy familiarizadas con el tema, pero queremos deconstruirnos por nuestro bien y el de los demás, tienes que saber cuales son las orientaciones o preferencias sexuales aparte de la ya constituida (Heterosexual) estas son 4: Lesbianismo, Gay, Bisexual y Transexual.

El Lesbianismo es cuando dos personas con vulva se sienten atraídas, de manera sexual y afectiva.

Si nos referimos a personas Gay, es cuando una persona con pene también siente atracción por otra persona del mismo sexo.

Bisexuales son las personas que se sienten atraídas por personas de ambos sexos.

El término Transexual se da cuando una persona no se siente identificada con el sexo biológico con el que nació, donde usualmente cuando hay la posibilidad, estas personas optan por realizar el cambio de sexo.

La diversidad como bien lo indica, comprende varios factores como la identidad, preferencias, entre otros, para que cada persona se logre identificar tal cual, respetándolo y también a sus derechos, por lo tanto, nadie tiene el derecho de etiquetar o referirse a alguien de manera despectiva por el hecho de que sus pensamientos, cultura o en este caso, orientación sexual no coincida con el pensamiento de la otra persona.

Poco a poco las personas que forman parte de la comunidad LGBT+ han sido incluidas, respetadas y también sus derechos gracias a todo el trabajo que esta comunidad está realizando día con día. Toda esta lucha empezó en los 90’s, ya que la sexualidad antes solo estaba jerarquizada para que hubiera dos géneros definidos por sus órganos sexuales (pene=hombre y vagina=mujer). Pues lamentablemente antes de empezar este movimiento, las personas que no se sentían identificadas con su género y lo daban a conocer, los tachaban de delincuentes, anormales y se les daba un trato indigno por no ser como lo marcaba la norma.

Todo el movimiento se ha ido enfocando a que esto quede atrás y que no solo se rija por nuestro aparato sexual sino por otros factores, como por ejemplo los bilógicos, sociales, étnicos, psicológicos, forma de ser, pensar, nuestros sentimientos, entre otros. Y es que, no tenemos porque obligarnos a identificarnos con un género con el que sentimos que no somos nosotros.

Actualmente ya se han logrado muchas cosas en pro de la comunidad LGBT+ entre ellas que en el país ya se pueda concretar el matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

Sabemos que esto con el tiempo y la lucha seguirá cambiando para un mejor futuro y calidad de vida. Tratemos de ser empáticos, no juzguemos, nada nos da el derecho a hacerlo. Todos somos capaces de estudiar lo que queramos, trabajar donde anhelemos y desarrollarnos socialmente en donde nosotros gustemos. No tiene porque haber limitantes ante esto por ningún motivo.

Como sociedad debemos entender que todos merecemos respeto y un trato igualitario, que nadie es más ni menos por tener otra orientación sexual. Debemos crear conciencia, todos tenemos los mismos derechos.

Sin duda este ha sido un gran paso, pero tenemos muy presente que todos tenemos derecho a exigir un trato digno, igualdad y respeto, tenemos que seguir apoyando a todos nuestros amigos y familiares porque esto no solo es por la comunidad es por crear una sociedad sin estigmas.