La lectura erótica, otro aliado para disfrutar del placer y erotismo

26 de mayo 2021

En esos momentos en los que nuestro cuerpo está con la libido a tope hay muchas formas en la que podemos saciar esa necesidad, ya sea teniendo relaciones, masturbándonos, o probando viendo porno o escenas sexuales, ¿y por qué no? adentrarnos en una lectura o relato erótico.

La lectura erótica puede ser una gran herramienta para dejar volar la imaginación con ese tipo de textos, donde se incluyen escenas que se van describiendo perfectamente en un ámbito sexual.

Al implementar ese tipo de lectura en nuestra vida diaria, nos ayudará también a activar aún más otro de los órganos sexuales, el cerebro, y acompañarlo de fantasías puede ayudarnos a desarrollar y crear más momentos increíbles en la mente. Con los relatos no solo activamos la imaginación sino también nuestros sentidos ya que al adentrarnos en ellas podemos activar el tacto, el olfato, la vista, e incluso el gusto.

Antiguamente, la lectura erótica se había catalogado como un acto repugnante, era mal visto que alguien tuviera acercamiento a ese tipo de textos, hasta que fue adentrándose poco a poco en estratos medios o altos y haciéndola más insinuante y erótica. En esta época las mujeres eran percibidas en este tipo de textos como la presa.

Después se llegó a tal grado de volverla una lectura pornográfica, tomando un giro sádico, en especial con los textos de Pier Paolo Pasolini, en “120 días en Sodoma”, pero todo con el fin de hacer una crítica a la sociedad de ese entonces.

Cada vez la lectura erótica va evolucionando, haciendo que tanto hombres como mujeres tengan el mismo valor y dejen de ser cosificados, planteándolos en actividades reales y a ellas dándoles el toque erótico.

El fomentar la lectura erótica ya sea de manera individual o en pareja trae sin duda varios beneficios a quienes toman ese hábito y algunos de ellos son:

 

Activar la imaginación

Descubrir actividades nuevas

Aumentar el deseo sexual

Sin duda debemos aprender de todo y tomar lo bueno, y estas lecturas eróticas nos ponen en situaciones, escenas y encuentros diferentes. El leer este tipo de relatos antes de tener relaciones puede ayudarnos mucho y a poner en practica algo de lo que hemos leído y que tal vez jamás nos había pasado por la cabeza el hacerlo y de vez en cuando agregar practicas nuevas para que nuestros encuentros no se vuelvan monótonos.

El realizar esta actividad sin duda nos da demasiadas herramientas e incluso como lo mencionamos anteriormente, puede mejorar muchísimo nuestras relaciones y a aumentar nuestras ganas y deseos sexuales lo cual resultará beneficioso para ti y tu pareja.

Y bueno, una vez sabido que es y que beneficios nos trae la lectura erótica, te dejaremos algunos ejemplos de textos que puedes buscar o libros que puedes adquirir para abrirte a nuevos panoramas y experiencias:

· Nuestra parte de noche- Mariana Enriquez

· Trilogía Pídeme lo que quieras- Megan Maxwell

· Trilogía 50 Sombras de Grey- E.L. James

· Trilogía Libres, Malas, Zorras- Nohemí Casquet

· 120 días en Sodoma- Pier Paolo Pasolini

· Pornosonetos – Pedro Mairal

· Nadie nada nunca – Juan José Saer

· El diablo en el cuerpo – Raymond Radiguet

· Sexografías – Gabriela Wiener

Este plan lo pueden realizar en pareja y sería una forma más de subir la libido en ambos y probablemente hasta quieran hacer realidad algún relato que leyeron juntos. Imagina a tu pareja leyéndote un relato erótico, al agregar su voz en ese tipo de textos y escuchar de su boca esas palabras te prenderá muchísimo y te aseguramos que a tu pareja también. Sería increíble que de vez en cuando lo agregarán como un pre o puede que surja sin que lo planeen y lo disfrutarán aún más.