La pornografía y la sexualidad en la vida real

31 de mayo 2021

La pornografía ha estado presente desde hace ya mucho tiempo y siempre ha estado enfocada a un sector principalmente que han sido los hombres, siempre teniendo un enfoque machista para solo cumplir los deseos y satisfacciones que ellos desean. Aunque, estos últimos años todo este tema ha cambiado, creando una pornografía más consciente y enfocándola tanto a personas con vulva como personas con pene.

Aunque siempre en la pornografía que tenemos al alcance (como en la mayoría del contenido en internet) hay muchas cosas que debemos tomar en cuenta, por ejemplo, y lo más importante es que la mayoría de lo que se muestra en esas escenas no es real, pues todos están siguiendo guiones o siendo dirigidos por alguien.

Debemos de aprender a diferenciar lo real de la fantasía en ese tipo de contenido, por ejemplo:

· Los gemidos. Estos sin duda no faltan en ninguna película porno convencional, obviamente tienen que ser incluidos, suelen ser muy “escandalosos” para atraer o crear más excitación. Aunque no llegan a faltar en ningún encuentro con nuestra pareja, debemos saber que no todas las personas son iguales, hay personas que los generan, pero son más silenciosos o que no todo el tiempo que tengamos relaciones sexuales se van a generar con la misma intensidad.

· El placer. Tanto hombres como mujeres transmiten placer en cada escena, pero no siempre es así, hay posiciones en las cuales siempre se disfrutará más que en otras, y las que son muy complicadas no a todos les generará esta sensación, incluso pueden ser bastante incomodas, por lo que, si las intentas llevar a cabo con tu pareja siempre ten presente esto.

· Orgasmos femeninos. Hay categorías que se enfocan en este tema, y como te comentamos anteriormente, la mayoría es actuado. Puede que algunas mujeres si experimenten el orgasmo al estar rodando las escenas, pero te aseguramos que la mayoría es actuada, ya que al fin y al cabo es una industria.

· El squirt. – Este es otro tema muy recurrente y que la mayoría nos hacemos una idea errónea al querer realizarlo. Al visualizarlo parece muy fácil, o que la mujer de la nada soltará un enorme chorro al que comúnmente se le denomina como squirt, pero la realidad es que para que se presente una “eyaculación femenina” (término correcto) se necesitan muchos factores a considerar, como por ejemplo, el estimular correctamente el área, tanto las glándulas de Skene y el punto G, todo esto requiere un tiempo, el cual no se toman en las películas porno, pues en realidad ese chorro que suele llamarse Squirt no es más que un poco de eyaculación femenina + orina.

· No incluyen un juego previo. – Esto pasa en todas, absolutamente todas las escenas pornográficas, solo se ven 5 minutos (por mucho) de insinuaciones y luego pasan a la penetración. Como lo hemos comentado en anteriores notas, el juego previo es de los puntos más importantes durante la relación pues es una manera de que ambos o todos los participantes se sientan más excitados, con el deseo a flor de piel, dando como resultado que la mujer esté más lubricada para cuando llegue el momento y la penetración.

Ahora ya se está creando una nueva industria más consiente y real, aunque no muchos tenemos acceso y es muy poco conocida, esperemos que poco a poco vaya tomando más relevancia y creando escenas reales, con un ambiente igualitario, que sería lo ideal.

Cuando tengas relaciones sexuales con tu pareja traten de no basarse en que todo sea tal cual, a una película porno, si pueden incluir ciertas cosas, llevarlas a sus fantasías y posteriormente a la realidad, pero siempre teniendo presente que solo ustedes sabrán que es lo que les gusta y lo que disfrutan más, cuales son sus zonas erógenas y por supuesto antes tener un juego previo para que ambos estén preparados para el momento. Disfruten de su sexualidad, hay muchísimas maneras de hacerlo y tomar ciertas cosas de este tipo de contenido podría funcionarles muy bien.