¿Y sí vamos al cine y no vemos la película?

07 de mayo 2021

Mi novio y yo hemos tenido muchas ganas de salir y distraernos en otro lado que no sea en casa, pues ya estamos aburridos de no poder salir en mucho tiempo, así que decidimos ir el viernes al cine y pasar una tarde diferente después de tanto.

Estoy muy entusiasmada de que al fin saldremos en una cita como antes, y la verdad, es que me muero de ganas de verlo y besarlo, ya que por lo mismo nos hemos visto menos tiempo, pero ya no aguanto más sin tenerlo cerca. Aparte de que este día amanecí muy caliente y he querido masturbarme, pero mejor decidí esperar y plantearle un jueguito a mi novio.

Quedamos en que pasaría a las 6 de la tarde por mí a la casa y de ahí nos iríamos juntos al cine.

Me puse un vestido super lindo, cómodo y ligero esperando que a él le gustara, junto con unos tacones pequeños y una chamarra para el frío. Llegaron las 6 y como siempre muy puntual, me marcó para decirme que bajara pues ya me estaba esperando, tomé mi bolso, cerré mi departamento y bajé muy feliz por volver a tener una cita con él. Lo vi parado al lado de su coche y con sus ojos y su sonrisa supe que le había encantado como me veía, me dio un beso y me dijo:

-hola hermosa ¡estás radiante!

Yo muy coqueta le contesté:

-Muchas gracias amor, lo escogí para ti, pero entremos que no quiero que lleguemos tarde.

Me abrió la puerta para entrar al coche, subió también y en el trayecto la verdad es que no dejaba de verlo, él también se veía muy guapo, íbamos jugueteando en el coche y besándonos en cada semáforo que nos tocaba. Ambos nos íbamos prendiendo cada vez más, pero no pasó más. Llegamos al cine, estacionamos el coche y bajamos con más ganas de seguir besándonos que de ir al cine, pero optamos por seguir con el plan inicial.

Entramos al cine, compramos las entradas, unas palomitas, entramos a la sala y nos acomodamos en nuestros asientos. Pasaba el tiempo y solo había entrado una pareja, pero sus asientos estaban muy alejados de nosotros, eso hizo que mis ganas se desbordaran pues ya no aguantaba las ganas de seguir con lo que habíamos dejado pendiente en el coche. Lo que él no sabía era que llevaba en el bolso el juguete que apenas me había regalado, un vibrador en forma de lápiz labial que había comprado en línea en una tienda llamada Deseor. Amé ese juguete porque podía pasar desapercibido y al ser pequeño y silencioso nos permitía usarlo en cualquier lado.

Vibrador Juguetes sexuales Deseor

Empezó la película y nosotros entre besos y caricias no sabíamos de qué iba la película, estaba tan caliente que le dije a mi novio:

-traje el regalo que me hiciste, ¿y si lo usamos aquí? ¡Por favor, me muero de ganas por usarlo contigo!

Aunque las luces estaban apagadas vi como sus ojos se iluminaron y su mirada se volvió ardiente. Él solo me dijo:

-Dámelo, solo abre las piernas y disfruta.

Inmediatamente saqué el juguete de mi bolsa y se lo di, mis manos temblaban de tan excitada que estaba, vi cómo empezó a vibrar y como lo fue bajando hacia mis piernas. Empezó a subir mi vestido con el vibrador pasándolo por mis piernas, mientras el calor recorría mi cuerpo.

Al acercarlo y dejarlo en mi clítoris estuve a punto de gritar de placer, pero me contuve, cerré los ojos y empecé a disfrutar. Lo movía por toda mi entrepierna y entre besos y susurros me decía:

-Aguanta un poco más, no te vengas, mientras me mordía los labios

Yo trataba de aguantar, pero esos espasmos tan deliciosos que recorrían todo mi cuerpo me indicaban que pronto todo mi placer se desbordaría.

Mi novio seguía jugando, estaba muy excitado pues me di cuenta mientras lo estaba tocando, lo cual me prendía aún más, estuvimos así por otros 20 minutos aproximadamente, hasta que ya no aguanté y mientras tenía el vibrador presionando mi clítoris me vine mientras ahogaba un gemido en los labios de mi novio mientras me besaba.

Después de recuperarme un poco y cerciorarnos que nadie se había dado cuenta aproveche para reponerme y ver un poco de la película. Mi novio estaba con una sonrisa en su cara que yo no dejaba de apreciar, fue un momento increíble.

La película terminó y los dos salimos como si nada hubiera pasado.

Llegamos al coche, seguimos besándonos y sabíamos que esa noche también sería nuestra y que finalmente disfrutaríamos los dos de una gran velada juntos…

#Deseor #Vibrador #Sexshop #Juguetessexuales #Películas