¿Ya Cumpliste Todas Tus Fantasías Sexuales?

 

27 de abril, 2021

Acá te decimos lo que tienes que saber sobre ellas y qué hacer para cumplirlas.

En algún momento de nuestras vidas hemos tenido fantasías sexuales y en ocasiones hemos tenido la oportunidad de cumplirlas, pero ¿por qué no ha sido así con todas? No te preocupes, aquí profundizaremos un poco más el tema y tal vez te ayude a tomar la decisión de planearlo todo para hacerla realidad.

Todos hemos imaginado mil cosas que queremos hacer o cumplir con nuestra pareja o de forma casual, pero tal vez por timidez o miedo no nos atrevemos a cumplirlas. Empecemos definiendo de dónde vienen las fantasías sexuales. Bueno, pues estas son creadas por nuestra imaginación como representación a algo que deseamos que pase en el ámbito sexual, pueden ser tan sencillas como besar a alguien en el elevador hasta llevarla a escenarios lejanos a nosotros con personas que no tenemos fácil acceso o comunicación.Todo esto creado por nuestra mente, puede llevarnos a tener sensaciones placenteras, excitación e incluso llegar al clímax con solo pensar que algún día lo podremos cumplir.

Las fantasías sexuales se convierten en pensamientos eróticos, llenos de placer y disfrute, todos en el ámbito sexual y que en ocasiones pueden ser prohibidas, lo que las hace aumentar aún más la excitación y el deseo. A veces con solo ver una escena erótica en alguna película nos puede bastar para que empecemos a fantasear con realizar esa misma escena con alguien.

Algo que no todos sabemos que es puede haber varios tipos de fantasías sexuales, algunas de ellas pueden ser:

Fantasías placenteras: estas las creamos con recuerdos o experiencias que ya hemos vivido pero que fueron tan placenteras que las recordamos por la satisfacción que nos dieron.

Fantasías sexuales íntimas: estas son las que creamos con nuestras parejas y que puede que ya las hayamos cumplido con ella o estemos planeándola para poderlo hacer.

Fantasías exploratorias: estas fantasías incluyen nuevos escenarios y podemos incluir en ellas personas ajenas a nuestra pareja, puede ser un trío, orgía, u otros roles sexuales.

Hay fantasías muy comunes, y puede que alguna que tengas coincida con las que te mencionaremos a continuación:

1. Sexo con tu jefe/a o con tu maestro/a.

2. Sexo en el baño.

3. Sexo en el elevador/lugar público.

4. Trío / orgía.

5. Sexo casual.

No por ser comunes son menos placenteras, incluso puede que sean más fáciles de traer a la realidad y darle check a la lista de fantasías cumplidas.

En nuestras fantasías podemos incluir varios escenarios u objetos, por ejemplo, alguna fantasía sadomasoquista que tengamos podemos incluir, látigos, pinzas o esposas; En un trío, con el consentimiento de todos pueden llegar a incluir varios juguetes sexuales, con el fin de satisfacer aún más a quien nos acompaña a cumplirlas y pasar unos momentos inolvidables.

Siempre tener fantasías es algo delicioso y que tenemos que seguir haciendo. No tengamos pena de contarlas a nuestra pareja y si todo sale bien, podremos cumplirlas juntos, obviamente todo con consentimiento, reglas y de acuerdo a nuestros valores y los de las personas con las que queramos llevarlas a cabo. Sigamos desarrollando nuestra imaginación en el ámbito sexual, ya sean breves o detalladas, pero no dejemos de crearlas, y que mejor que incluir cada sentido en ellas para disfrutarlas aún más. Es una manera de trabajar nuestra sexualidad y no tenemos porque avergonzarnos de tenerlas, sino que deberíamos tomarlas como una herramienta más de ella, pues nos dará placer y daremos placer, y en alguna ocasión especial poder traerlas a la realidad, anímate y deja a un lado los estigmas que pueda haber con la sexualidad o las fantasías sexuales.